Tragaperras Bar

loading image

Las tragaperras de frutas o tragaperras BAR, son máquinas surgidas a finales del siglo XIX que consistían en un engranaje mecánico que se accionaba al bajar un brazo lateral. Hoy en día se conoce con este nombre a los video slots de frutas inspirados por aquellas “bandidas de un brazo” que podías encontrarte en cualquier saloon del Far West.

La historia de las tragaperras BAR

Con más de 100 años cumplidos, tecnológicamente las primeras tragaperras BAR estaban muy cerca de las máquinas registradoras. Y cuando el juego se prohibió en determinados lugares, pasaron a convertirse en algo así como dispensadoras de cigarrillos y caramelos. Desde entonces sus casillas se llenaron de frutas (los sabores de los dulces que daban como premio) y símbolos BAR, en referencia a la marca de las golosinas.

Estos dinosaurios del juego eran bastante básicos en cuanto a diseño y funciones:

  • Al introducir una moneda por la ranura (slot, en inglés), la máquina permitía bajar el brazo y accionar sus 3 o 5 rodillos interiores, para que las casillas se movieran.
  • Tenían una única línea de pago, así que saber si te había tocado premio o no, era fácil.
  • En principio, los símbolos y combinaciones de máquinas como las Sittman & Pitt se basaban en los palos de la baraja.

En realidad, en cierto modo eran algo así como un contrincante mecánico con el que echar una partida, aunque rápidamente pasaron a centrarse en el azar como principal atractivo de su juego, descartando la estrategia. Su objetivo era que cualquiera pudiera jugar ¡y vaya si lo consiguieron!

Las primeras tragaperras BAR: 3 rodillos y 1 línea

Para cuando llegó la última década del siglo 19, las máquinas de apuesta automática de Sittman & Pitt ya eran populares en todo Estados Unidos. Sus premios consistían principalmente en productos del propio bar donde se encontraban, pero requerían saber jugar al Poker Texas Hold’Em.

Charles Frey utilizó su fama y aceptación entre los jugadores para lanzar un tipo de máquina mucho más sencilla e intuitiva. Entre 1887 y 1891 redujo los rodillos de 5 a 3, y las figuras individuales de las cartas se simplificaron en los símbolos de los 4 palos principales (corazones, tréboles, picas y rombos), más uno de los símbolos patrióticos por excelencia: la Campana de la Libertad, que terminó por dar nombre a su ingenio.

Liberty Bell, la tragaperras de BAR original

Como Frey no patentó su máquina, en los veinte años siguientes aparecieron un sinfín de versiones, todas ellas muy similares e igualmente fáciles de jugar. Entre las que tuvieron una mayor distribución estaba la Operator Bell de Herbert Mills, que en tiempos de la ley seca tuvo que volver a adaptarse y empezar a repartir chicles de sabores para burlar las prohibiciones.

Las tragaperras de BAR online

Con la llegada de las máquinas electrónicas en la década de los 60, las tragaperras de frutas añadieron a su elenco de símbolos los famosos diamantes, sietes de la suerte, estrellas… y de ahí en adelante también otros símbolos especiales populares como los comodines, scatters y bonus.

Las tragaperras BAR online más fieles al original siguen manteniendo el tablero 3×1 y la línea de pago única, pero en su mayoría se han adaptado al habitual 5×3 que hoy lucen casi todos los video slots. Y sean cuales sean sus funciones, estructura o premios, lo que siempre mantienen son las frutas de sus rodillos. A continuación encontrarás una lista con nuestros títulos preferidos:

Tragaperras de frutas que pagan en ambas direcciones

Novomatic es un genio en la creación de este tipo de máquinas, tanto físicas como para jugar online, así que si eres de los que se pirran por las tragaperras BAR, no puedes dejar de echar un vistazo a su catálogo. Uno de sus mayores éxitos, gracias a sus pagos en ambos sentidos, es Power Stars. Tiene 10 líneas, pero si quieres puedes jugar con sólo 1 de ellas.

Un guiño a las primeras tragaperras: doble o nada al rojo/negro

De nuevo, Novomatic es uno de los proveedores que incluye en muchos de sus títulos un mini juego de apuesta basado en los naipes de la baraja francesa. En Sizzling Hot y su versión Deluxe puedes doblar cada uno de los premios que consigas, arriesgándolo hasta en 4 ocasiones consecutivas.

Con lo mejor de los neones estilo Las Vegas

La estética es uno de los puntos más fuertes de las tragaperras de BAR: sus colores brillantes hacen las delicias de los jugadores, y te lo ponen muy fácil a la hora de visualizar los premios en ciernes. En NetEnt decidieron inspirarse en los clásicos neones de Las Vegas para darle a Twin Spin un toque nostálgico ochentero con 243 combinaciones.

Diamonds are a girl’s best friend

Las tragaperras BAR han dado lugar a múltiples versiones, y la que sin duda ha cosechado mayor éxito en los últimos años es Starburst de NetEnt. Tiene lo mejor de los clásicos: colores brillantes, líneas seleccionables y ¡pagos de derecha a izquierda y de izquierda a derecha!

Las máquinas de BAR llevadas a la pantalla

Muchos nostálgicos no quieren renunciar a la interfaz y sonidos propios de las máquinas tradicionales. Con juegos como Super Diamond Wild de iSoftBet es posible disfrutar de la comodidad de jugar online exactamente igual que si jugases en un bar, gracias a que reproduce exactamente el aspecto y funciones de una tragaperras de toda la vida.

Cuando menos es más

La simplicidad es uno de los rasgos característicos de los slots de frutas, y Lucky3 es un buen ejemplo de ello. Puede que si te decimos que su tablero es 5×5 la cosa no te cuadre, pero no importa porque sólo necesitas concentrarte en 3 símbolos de frutas: limones, cerezas y sandías… ¡eso, y el jackpot fijo!

Y de postre, cóctel de frutas

Cuando las tragaperras clásicas deciden que los rodillos ya no son suficientes, te encuentras con una maravillosa mezcla de frutas flotando en ponche con pagos en racimo. Berryburst es mucho más que una versión de Starburst: es la inyección de vitaminas que estabas necesitando.